La televisión como la conocíamos hace 20 años ha sucumbido ante las tecnologías de la comunicación por su soberbia, por esa ceguera que le dieron décadas de gran poder y control de públicos, explica el productor televisivo Gabriel Sodi, quien vivió desde las entrañas de las megaproducciones como La Academia de Tv Azteca, cómo los públicos le dieron la espalda a formatos que no se ajustaban a las nuevas realidades.

Lo peor de todo es que las empresas del duopolio televisivo, siguen sin entender que a los televidentes se les respeta, y más ahora que los mismos tienen una gran variedad de oferta de contenidos de dónde escoger.

El fenómeno, de ninguna manera se trata de que la televisión está muerta, muy por el contrario, han sobrevivido y con éxito las televisoras que se preocupan y respetan a sus nichos, un ejemplo, las televisoras locales.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here