Paloma Robles y Estefanía Porras fueron imposiciones y la causa de la fractura de la planilla de Morena para la presidencia municipal de Guanajuato.

Aseguró Carmen Cano Canchola, quien fuera la candidata, y, además, se deslinda del daño que puedan hacer esas regidoras

0

Hubo mucha mano negra en la planilla de Carmen Cano Canchola, quien fiera la candidata de Morena a la presidencia municipal de Guanajuato, y, en un acto de deslinde, detalla su postura 4 días después de la jornada electoral.

En el caso de las regidoras de Morena, que llegarán al Ayuntamiento 2021-2024, Paloma Robles y Estefanía Porras, son imposiciones; la primera desde el Comité Ejecutivo Nacional de Morena y la segunda de alguna facción que Carmen Cano desconoce, como a la regidora.

Las regidoras no hicieron campaña, no conocieron las necesidades de la gente, no son comprometidas y, al menos en el caso de Paloma Robles, no hizo nada por la unidad del partido, todo lo contrario.

Les jugaron bien gacho a los de la planilla, les metieron a esas personas e incumplieron todos los acuerdos. El nombre de Óscar Novella salió a relucir como el orangután con garrote que vino a destruir la planilla.

Sin embargo… No fue así, Paloma Robles apostó por abandonar a la planilla e irse a hacer campaña con la diputada Magdalena Rosales Cruz.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here