Más del 90 por ciento de los Guanajuatenses ha comenzado a usar el cubrebocas en el transporte público, sin embargo, el camión no ha dejado de ser un foco rojo para contraer el virus Covid-19, ya que dentro de las unidades no se respeta la sana distancia, por ser un espacio muy reducido donde la gente se amontona y es muy poca la ventilación, por lo que es fácil que el virus permanezca varias horas, sobre todo si hay ciudadanos que son asintomáticos.

Fue el pasado 29 de agosto que el uso del cubrebocas se hizo obligatorio dentro de las unidades del transporte público en la capital del estado, afortunadamente la gente ha empezado hacer conciencia sobre su uso, sin embargo, aún hay capitalinos que no les importan contagiar o contagiarse de esta enfermedad y siendo forzoso el cubrebocas, se niegan a usarlo o lo traen mal colocado, como es el caso de algunos choferes que solo cubren su barbilla o boca, a pesar de que la gente está abordando la unidad.

Actualmente el color del semáforo epidemiológico continua en naranja, pero la gente lo ve como si se tratar del color verde, y aunque esta enfermedad provocara que cientos de personas pasen esta navidad y año nuevo con la familia incompleta, varios ciudadanos se niegan a entender la gravedad de esta pandemia, es por ello que se debe de aplicar más mano firme en las medidas implementadas por el gobierno capitalino y trabajar de la mano con todos los guanajuatenses para hacer conciencia y que menos personas singan falleciendo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here