Por robar mallas ciclónicas en el Estado de Guanajuato, esta semana se reportó un detenido en la capital y un muerto en el municipio de Silao.

0

Pareciera ser que los amantes de lo ajeno se interesan mucho por las mallas ciclónicas, pues no se miden al elegir que objetos robar de las casas o incluso de las calles y todo sin investigar o importar el peligro que esto represente.

Este martes en la capital, aproximadamente a las 8:30 de la noche, en el camino que lleva a paso de Perules con la desviación de villas de Guanajuato se registró un robo de nada más y nada menos que de una malla ciclónica.

Desconociendo las intenciones del ladrón por llevarse la malla, un vecino que fue testigo del robo, reportó ante la policía, que una persona se encontraba desmantelando una de las mallas ciclónicas de la colonia, y al observar que el sujeto no tenía algún uniforme oficial que le permitiera retirar dicha malla, procedió con el reporte.

Al llegar la unidad de la policía al sitio, los elementos cuestionaron al sujeto sobre el por qué estaba quitando la malla ciclónica, puesto que al parecer iba muy bien preparado pues llevaba las herramientas necesarias para gestionar la actividad.

El sujeto fue identificado como Ricardo N de 38 años, mismo que remitieron al ministerio público para ser puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

En cuando a la malla ciclónica y las herramientas entre las que se encontraron 15 tubos y 4 soportes para malla, una carretilla, 1 martillo, 1 cegueta y dos desarmadores, fueron resguardados por las autoridades.

Un segundo caso, se dio en el municipio de Silao, pues un hombre fue encontrado sin vida en la carretera Silao- Guanajuato, cerca del parque Guanajuato Bicentenario.

Las autoridades informaron que el sujeto de 34 años también intentaba robar una malla ciclónica, solo que esta ocasión, dicha malla estaba electrificada y evidentemente al intentar robarla recibió una descarga eléctrica, por lo que perdió la vida. Los elementos ministeriales aseguraron 4 rollos de malla ciclónica.

Eduardo Ramos

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here