Después de 7 semanas de terror padeciendo covid-19, abandonado a su suerte por el IMSS y por la secretaría de Salud del estado, un guanajuatense por fin pudo reintegrarse a su trabajo después de dar negativo en la última prueba que la empresa le pagó.

Al igual que él, otros de sus compañeros en el trabajo también resultaron positivos y se les estuvo pagando todas esas semanas, además de que les cubrieron las pruebas que se hicieron todos.

De no haber sido por la cultura organizacional y la filosofía de trabajo de la empresa, estos enfermos de covid se habrían enfrentado solos y sin empleo a la enfermedad ante la inoperancia del IMSS y el rechazo de la Secretaría de Salud de Guanajuato.

No obstante se ha acabado el peregrinar, ahora lucha contra la discriminación de las personas por haber tenido covid-19.

 

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here