Al igual que las fachadas, el cableado eléctrico en los centros históricos de las ciudades patrimonio de la humanidad forma parte de las acciones de conservación y restauración de cada ayuntamiento, de los esfuerzos de cada gobierno municipal para el mejoramiento urbano e impulso al turismo cultural.

Es decir, el cablerío eléctrico, y de otros servicios, colgando y enredado en amasijos, contribuye para el deterioro visual de las ciudades, entre éstas, Guanajuato

La Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial, destaca la Señalización en los Centros Históricos, Emplacamiento de Monumentos, Iluminación de inmuebles, Mejoramiento de Imagen Urbana, y es en este punto donde se hace énfasis para que los cableados eléctricos y de otros servicios, como cable, telefonía sean ocultos, que no estén a la vista por la visual urbana de una ciudad reconocida por la UNESCO con su nombramiento.

Y, nuevamente, el factor seguridad de los habitantes va más allá del enfoque de la imagen urbana. Esos amasijos de cables, el caos, y el peso de los tendidos de un poste a otro, de un inmueble a otro, tarde o temprano producen accidentes indeseables, desde electrocuciones hasta incendios.

O los cables pueden desprenderse, quedar colgando a la altura de las personas y ser un riesgo latente, como sucedió la mañana de este jueves en la calle Tepetapa, donde unas niñas jugaban con un cable tendido casi a nivel de calle que en cualquier momento podría ocasionarles alguna lesión.

 

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here