Enfurece Alejandro Navarro, presidente municipal de Guanajuato, con las preguntas de los medios de comunicación sobre la inseguridad, se deslinda alegando que es la Fiscalía la que investiga y aclara, que es el secretario Ugalde quien maneja el tema y que él nomás responde por buena onda.

Minimizó la ejecución de un niño de 10 y dos personas más por la información que tiene y que no puede compartir, pero soltó una indirecta sobre a qué se dedicaban en esa casa, o al menos dejó entrever que la reputación de los habitantes no era buena.

Se negó rotundamente a un cambio de estrategia o mandos, defendiendo a ultranza al secretario de Seguridad Ciudadana, Samuel Ugalde y al comisario Camacho.

Visiblemente molesto y cortante, respondió de mala gana, aunque estaba, según él, en buena onda y dejó colgada a la prensa mientras se escabullía aún alegando.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here