El Pleno del Congreso del Estado aprobó reformas al Código Penal para fortalecer el tipo penal de feminicidio.

Con estas modificaciones se agrega en el capítulo de feminicidio, en lo relativo a que presente signos de violencia sexual, que sea aún respecto del cadáver; que haya existido violencia en el ámbito político; y se establece que, si la víctima del delito fuese menor de edad, las penas previstas se incrementarán hasta en una tercera parte.

La congresista recalcó que estaba convencida de que, al asignarle un nombre propio al tipo de asesinato en el que el género de la víctima juega el rol más importante, se reconoce que se trata de un fenómeno distinto a otras formas de violencia y pueden así buscar formas particulares para combatirlo.

Finalmente, Márquez Alcalá remarcó que la erradicación de la violencia feminicida no era una opción sino una necesidad urgente.