Es evidente que, al Ayuntamiento capitalino, que nada tiene de Honorable porque antes si se enaltecía ese adjetivo, le encanta sesionar ante unas cámaras de computadora pues eliminan el factor ciudadano.

Por enésima vez y por mero trámite casi, sin temas ni agenda importantes, todos los ediles junto a su alcalde Alejandro Navarro repiten la bufonada de llevar a cabo una sesión de ayuntamiento oficial en redes sociales, con los comentarios bloqueados y cada quien en su casita sin darle la cara a Juan Pueblo que, si se interesa por los trabajos, dictámenes y reservas que se presentan.

Los ediles no entienden que el escrutinio ciudadano y el modo más aterrizado de hablar con el pueblo es sesionar con presencia en el Salón de Cabildos, pero para todos los zules y el Presidente es mejor, más cómodo y llevadero, seguir sintiéndose superiores al ningunear reunirse en el recinto de Presidencia, o seguro también puede ser que no quieren las cámaras de interrogatorio por los problemas recientes con comerciantes y un presunto elemento de la Policía Municipal, pues es 90% probable que la Presidente de la Comisión de Seguridad no quiere hablar del tema y el “Preciso” tampoco ya que primero alardean meter las manos al fuego por ellos, pero ahorita, no emiten declaraciones por temor a salir raspados y que le digo de la oposición apagada, de juguete y literal un cero a la izquierda porque no hacen valer sus voces de forma colectiva, mínimo para ser la voz del pueblo.

En fin, ya sabe que con este ayuntamiento no podemos exigirles mucho porque se nos disgustan o se agüitan, ya ve cuando les llueve la crítica dicen que los odiamos, pero solo se les está diciendo la cruda realidad de su mal trabajo.