Guanajuato es un lugar lleno de mística, de historias extraordinarias, de leyendas y tradiciones muy arraigadas y de milagros, que están latentes en cada esquina de esta Ciudad denominada Patrimonio de la Humanidad, dentro del grupo de los milagros, toca hoy hablar de la imagen de Nuestra Señora de Guanajuato, que este martes 9 de agosto cumple 465 años de haber llegado a la ciudad. Esta es su historia…
Comienza, muy pero muy atrás, cuando el reino de España sucumbió ante el poderío de los musulmanes, cuando se escondió una imagen de la Virgen María, en una cueva de la sierra de Elvira, para protegerla de cualquier ofensa o degradación. Esto imagínese, hace más de 12 siglos, pero es hasta el año de 1491, poco antes de la llegada de los españoles a nuestro continente, que la imagen aparece en el sitio que los Reyes católicos hicieron en la ciudad de Granada, a la que imploraron protección, para expulsar a los moros, del reino.
Décadas, después, por iniciativa del vasco de Quiroga se levanto el primer Hospital de Indios en la naciente población de Guanajuato por ahí de 1548/1550, y por iniciativa de Carlos Primero de España y Quinto del imperio Romano germánico, que gozaba de regalar imágenes con el fin de ayudar a la expansión de cristianismo en los territorios del imperio, se propuso fuera traída a los territorios del mal llamado “Nuevo continente”.

Pero fue hasta el reinado de Felipe II, es que la bella imagen de la Virgen María busco llegar a estas tierras, en aquel entonces 1557, conocida como Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato, a manos del emisario Perafán de Ribera, quien fue el primer Alcalde, intendente de las minas de Guanajuato. El trayecto de su llegada estuvo lleno de contratiempos, incluso llegaron a perder el camino.

Como es de imaginar, al caer la noche, justo en la comunidad de Yerba Buena, la situación llevo a tal desesperanza al intendente recién llegado de Europa, en las tierras dominadas por los chichimecas, que eran muy temidos por los gachupines, así que saco la bella escultura de su cofre y la puso encima de un tambor, para pedirle por una señal que lo hiciera retomar el camino mientras encendía un par de velas de cera, al amanecer dos palomas se aparecieron y con su vuelo señalaron el camino que debían seguir.
Hoy martes, una réplica de la virgen será llevada en la tarde a esa comunidad donde será velada, por misas y rezos, para la mañana a de este martes 9 de agosto, sea llevada en peregrinación por el camino que guio al alcalde hace 465 años y después, la original será presentada a los feligreses por las 3 puertas de la Basílica para saludar y agraciar a los que se acerquen a tan importante evento de la tradición capitalina.