Incendio de cables deja muchas lecciones sobre la inseguridad en que se vive en la capital, debido al desorden de los cables. Vea la siguiente historia.

Cablerío en desorden, de TELMEX, sobre la esquina entre el Temezcuitate y Sangre de Cristo, por “corto circuito”, comenzó a incendiarse, poco antes de las 10 de la noche. Vea los destrozos y peligros que representan este tipo de siniestros.

Momentos de terror se vivieron en la esquina entre el tradicional callejón del Temezcuitate y la emblemática calle de Sangre de Cristo, justo frente a la sucursal de Café Tal, que según nos cuenta un encargado, en solo unos minutos, chasquidos, cortos, fuego, humo se hicieron presentes en las alturas, hasta que bomberos detuvieron el avance del fuego a otras casas y redes de cables.

La situación fue de tal peligro, que las paredes de la casona donde se llevó a cabo el incendio, quedo jaspeada, de una gruesa línea de puntos negros en el suelo y al largo de varios metros cuadrados de la pared lateral, como testimonio, de la lluvia de plástico ardiendo se dio por ahí.

Peor aún, en frente, la escuela primaria Juan B Dios Dado, hace de esta esquina, un punto de concentración de los padres, que esperan a sus hijos ¡Justo ahí! , como ejemplo, del peligro que este incidente desafortunado, presento como posibilidad de mayor daño.
La llamada de atención es para las autoridades de Protección civil que deberán de enterar a la gente porque eso no va a suceder en cada esquina de la ciudad que presenta un verdadero desorden y amenaza de corto y chispazos como la gente está acostumbrada a que suceda en su calle o callejón.

Lo peor, es que a todos los capitalinos de cualquier parte de la ciudad le consta que toas las compañías, en este caso la de teléfonos que dejo centenares de hogares sin conexión, por ejemplo, a Internet, con lo que se espera que el servicio se restaure pronto, un par de días prometieron.

La llamada de atención es para las autoridades de Protección civil que deberán de enterar a la gente porque eso no va a suceder en cada esquina de la ciudad que presenta un verdadero desorden y amenaza de corto y chispazos como la gente está acostumbrada a que fenómenos de chispazos sucedan en su calle o callejón