Guanajuato es único, no hay Ciudad con su historia de 282 años, cuando dejó de ser la Villa de Santa Fe y Real de Minas de Guanajuato, en el Reino de la Nueva España, para adquirir su elevación a Ciudad y 35 de ser nombrada Patrimonio de la Humanidad.
En sesión solemne del ayuntamiento, los ediles capitalinos celebraron la ocasión con la elegancia que caracteriza e invitaron al Cronista de la ciudad, Eduardo Vidaurri Arechiga para que hiciera una semblanza del origen del nombramiento de Ciudad durante el año de 1771.


La Casa de Gobierno, con más de 4 siglos de historia, es el marco ideal, para el festejo de los casi 3 siglos de existencia de esta ciudad, hecho que remarca el cronista de la ciudad, es poco común ya que la mayoría de las ciudades se constituyeron hasta el siglo XIX, con lo que se remarca la relevancia que desde entonces se tiene en este lugar.
Justo en el costado izquierdo de la entrada a la oficina del Presidente municipal, se exhibe el facsímil del libro de registros de los suscritos “Cabildo, Justicia y Regimiento de la Villa de Santa Fe y Real de Minas de Guanajuato, en el Reino de la Nueva España, se me ha presentado que su situación y temperamento es tan propicio y saludable, que pos sus buenos y copiosos frutos y mantenimiento, benigno clima, pureza de aires y aguas y demás propicios de ley primera del título quinto del libro quarto de recopilación de la Indias para obtener el título de Ciudad, acompañado de las ventajosas conveniencias que ofrecen sus abundantes minas de plata y oro”…
Otro de los secretos de este extraordinario sitio, ahora con un ejemplo de los trabajos y las raíces políticas con que se cimentó esta sociedad, otro de los intangibles que caracterizan, la singularidad de la capital del estado de Guanajuato.