Connect with us

Accidentes

¡Ya estuvo suave! ¡Al carajo, ya estuvo bueno de tanta negligencia criminal! Al borde de la tragedia estuvieron los usuarios de una unidad del transporte público cuando se tronó una llanta en las curvas peligrosas, librando de milagro el barranco

Published

on

¡Ya estuvo suave! ¡Al carajo, ya estuvo bueno de tanta negligencia! Los usuarios de la chatarra llamada unidad de transporte público número GU-0091 se llevaron el susto de sus vidas cuando una de las llantas lisas e inservibles del camión tronó más o menos a la mitad del tramo de las curvas peligrosas, bamboleándose entre las rocas y el barranco.

Afortunadamente el autobús quedó sobre la cinta asfáltica, pero imagínese de qué tragedia estaríamos hablando si se hubiera ido al barranco.

Este ataúd con ruedas lisas y en pésimo estado pertenece a los Ávalos, concesionarios que han ofendido a los guanajuatenses durante décadas con un transporte caro, deficiente y de peligro extremo.

Cuando llegó Tránsito Municipal al lugar donde quedó la unidad, el operador, Juan Antonio, le mintió a la autoridad asegurándole que no llevaba pasaje, sin embargo, fotografías tomadas por los conductores que presenciaron el truene de llanta y derrapón no mienten: La unidad llevaba pasaje.

¿Cuál es el objetivo de mentir? ¿Los seguros de usuario? ¿La entrega o no entrega de boleto para el seguro? ¿Cuál sería la diferencia de que la unidad se haya siniestrado con o sin pasaje para Tránsito Municipal, que es la autoridad ofendida por la mentira?

Nomás pregunto, ya ve cómo soy de hocicón.

Por cierto, las llantas que traía el camión no sólo son de las vulcanizadas, sino de las revulcanizadas y revitalizadas, es decir, todas las llantas están en las mismas condiciones de peligro para los usuarios, aunque pretendan fingir que no traían usuarios.

Deneck Inzunza.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accidentes

El Guanajuato Grill y el Rich, un incendio que consume el bar por corto circuito y una terraza que se desploma por exceso de asistentes: 2 ejemplos de fallos en los protocolos de Protección Civil

Published

on

Entre otros daños que ha causado la gentrificación se encuentra, además del desplazamiento de las personas hacia las periferias, el abandono de los centros históricos, cuyas casonas viejas cada vez representan un costo bastante alto en mantenimiento, además de las restricciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia al ser inmuebles catalogados, lo que lleva a la problemática de que muchos edificios de estas características carecen de las instalaciones eléctricas adecuadas y muchos ya presentan daños estructurales.

Muchos de estos edificios son utilizados como hoteles tipo hostal, restaurantes y antros, entre otros giros comerciales, tal fue el caso del conocido bar Guanajuato Grill que fue consumido en un 95% por un incendio causado por un corto circuito, según informaron los bomberos SIMUB, afortunadamente sin fatalidades, sin lesionados que lamentar.

Esto inmediatamente nos lleva a la reflexión sobre el estado en el que se encuentran estos inmuebles y el mantenimiento que sus propietarios les están dando, ya que se pueden convertir en una trampa mortal, sin embargo, las nuevas edificaciones no están exentas de que existan accidentes fatales en antros, como en el Rich, en San Luis Potosí, donde fallecieron dos jóvenes y otros tantos resultaron heridos al desplomarse una terraza de este bar que estaba atiborrado de personas, saltándose por el arco del triunfo los protocolos de protección civil; simple y sencillamente, al ver la cantidad de jóvenes que no podían ni siquiera moverse, la tragedia ya se veía venir.

Esto llama a la reflexión a los propietarios de bares, cantinas, antros, restaurantes, hoteles tipo hostal que utilizan inmuebles antiguos, pero también a los que tienen sus negocios en edificaciones nuevas, ya que, si no se respeta el número de asistentes o los protocolos mínimos de seguridad, la tragedia puede cernirse en cualquiera de estos negocios.

Continue Reading

Accidentes

Aparatosa volcadura en la carretera Abasolo-Pénjamo, deja a 6 jornaleros entre la vida y la muerte.

Published

on

Un grupo de jornaleros sufrió un aparatoso accidente la mañana de este jueves 11 de abril, en el tramo carretero Abasolo – Pénjamo Km 33+700.

Se dijo que el percance vial termino en la volcadura de una camioneta de la marca Ford, tipo Pick Up, color negro, donde viajaban al menos 10 personas, luego de que el chofer perdiera el control del volante, desconociéndose si fue ocasionado por una falla mecánica o por otro vehículo involucrado.

La central de emergencia recibió varias llamadas de automovilistas que pasaban por la zana, indicando que los tripulantes se encontraban heridos, e incluso atrapados en la unidad, por lo que se solicitaba su proto arribo.

Por ello se trasladaron unidades de emergencia, como bomberos y ambulancias de Protección Civil de Abasolo, quienes rápidamente comenzaron a atender a los heridos, y rescatar a las personas que se encontraban prensadas en la unidad.

De todos los tripulantes, 6 fueron reportados en código rojo entre ellos una mujer, quienes fueron trasladados de urgencia a hospitales de la zona, al igual que el resto que presentaban lesiones leves.

Se dio a conocer que los trabajadores del campo se dirigían a Abasolo y eran parte de una cuadrilla donde el encargado es un señor a quien conocen como “El Caballo” todos originarios de la comunidad La Huerta, del municipio de Juventino Rosas.

Incluso por parte del gobierno del municipio de Juventino Rosas, realizaron un comunicado solicitando el apoyo de la ciudadanía para dar con los familiares de los lesionados, debido a la gravedad de su estado.

Continue Reading

Accidentes

De nuevo, un automóvil se viene abajo en la subida al Panteón Nuevo.

Published

on

De milagro no hubo víctimas.
Como ya es costumbre en esta ciudad, ahora fué una camioneta particular, que a causa de fallos en los frenos o caja de velocidades, pero más por descuido de su propietario, se vino pendiente abajo en la calle de Colima apenas pasadas las 8 de la mañana.
La peligrosidad del descuido, de no poner piedras o obstáculos, de no doblar la dirección de las llantas delanteras en su totalidad, al estacionarse en estas calles tan pronunciadas, se puede medir, cuando se ve que la camioneta se llevó de corbata otro coche que estaba estacionado y fué a incrustarlo en una casa particular.
No es todo, ambos automóviles quedaron posados sobre las escaleras del callejón, a lo que hay que agradecer que no hubiera ido caminando alguien por ahí en el momento de la falla mecánica.
Este tipo de accidentes se pueden evitar, si al estacionar su auto se toman todas las precauciones posibles, para que los coches no salgan directamente hacia las peligrosas bajadas que los convierten en proyectiles en aceleración constante, que por fortuna, no ha pasado a mayores en estos últimos casos… por fortuna.

Continue Reading

Seguridad

Trending