Más de 300 operadores de limpieza, temen que la empresa desaparezca y se vayan sin pagar la última quincena y en caso, de ser necesario, las prestaciones laborales, ya que los contactos operativos con las que las trabajadoras acostumbran a tener contacto dicen que ya no trabajan ahí y mencionan que la empresa está “en quiebra”.
Todo parece sacado de una película, lo que les está pasando a las trabajadoras que desde ayer perdieron todo contacto con supervisores, encargados y personeros de quienes los contrataron, para dar servicios de limpieza en distintos lugares de la ciudad.
El caso, es que estos trabajadores que, además de perder su trabajo, temen que la empresa y sus responsables se desaparezcan sin hacerse cargo de los pagos de la quincena pasada y de las prestaciones correspondientes a la Ley de Trabajo.
Sobre todo, es importante, porque esta empresa que dice llevar 15 años funcionando, lo ha hecho principalmente, para instituciones gubernamentales, del estado y del municipio, como son las oficinas de Tránsito en Pozuelos, Polideportivo, Finanzas, por mencionar algunas de las que las empleadas, temerosas confiesan pidiendo el anonimato.
Es urgente que las autoridades, hagan algo ya que, aunque las trabajadoras de la capital son las que se quejan de lo que les pasa con esta empresa, establecida en León, según su página de Internet en, Blvd. José María Morelos Nº 337 PTE Local 3, y actúen, para, que no se desvanezcan, los responsables, de dar la cara, ante este desfalco, en proceso. al trabajo de quienes han limpiado las suciedades de los y las gentes del gobierno… de forma literal.