María del Carmen, acude a las Cámaras del Equipo del Sistema de Noticias para pedir ayuda, sorprende acusando, a Ministeriales del DIF, que se llevaron a su hija de 15 años y desde entonces no sabe nada de ella.
Con una foto en mano, cuenta una historia, confundiendo entre un mes y un año en su testimonio, habla de la indefensión de esta madre, que escasamente puede expresar el trauma que sufre por la pérdida de su hija y acusa al DIF de habérsela arrebatado, en un procedimiento que escapa a su conciencia, un tanto extraño, ya que implica ser llevada en una patrulla con su pareja, mientras su hija es llevada en otro automóvil entre gritos de desesperación, según revela.
Hay que decir que la menor, estaba embarazada de 4 meses, cuando sucedió el hecho mencionado por la madre, que no encuentra un motivo por el cual hayan intervenido las autoridades, la verdad es que escapa a la imaginación, como es posible que esto pase, sin dar indicios de que está pasando con la niña, desaparecida desde hace un año, a los ojos de la que es la encargada legal de la menor.
La señora Maricarmen, también mencionó que en el DIF, solo le dan informes de que la niña esta bien, pero es importante conocer la situación de la hija y por estos días del nieto, que parecen ser un caso de intervención social, al parecer muy cruel, habrá que escuchar, la versión de la institución oficial a la que se le acusa de haber separado a una familia, habiendo otros tantos casos en los que no actúa.
En todo caso, es deber institucional dotar de documentos oficiales este tipo de actos, pero la madre se dice solo haber sido separada de su hija mientras acudía a trabajar de forma informal en las calles del centro de la ciudad un par de días a la semana, por que la salida y la llegada a su lugar de origen les impide trabajar más días, vendiendo productos en el centro y esperan alguna ayuda o asesoría para poder reencontrase con su hija.