Y estas son Las Garras de León…

Pues, nada, mis queridos conciudadanos, sucede que ya llegó diciembre, este mes que mueve sentimientos, que mueve voluntades y que saca lo mejor de cada ser humano. Llega diciembre, el famoso puente Guadalupe-Reyes, las festividades guadalupanas, las posadas, navidad y la espera del año nuevo.

En otros puntos del estado vemos que las presidencias municipales han dispuesto los adornos de sus plazas, calles principales y jardines con suntuosos y bonitos adornos de temporada. Aquí en la capital… sí, escuchó usted bien, en la capital serán los mismos. Sí, aquellos que la Nena Castro presumía como un logro personal.

No hay villa navideña, no hay pista de hielo, no hay adornos, no hay vista, bueno, al menos se rescata la megaposada que organiza la basílica colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato con la presidencia municipal. Y también la pachanga de año nuevo que por cuestiones de pandemia se vio suspendida los dos años anteriores.

Hoy, llenos de fe y esperanza en un mejor porvenir, los capitalinos seguimos rogando a Dios que ablande corazones y consciencias de los ayuntados en esta administración, pues jalaron parejo, se fueron unidos, van juntitos, sí, pero en nuestra contra.

Al que traen con todo en las redes sociales tratándolo muy mal por parte del respetable, es al flamante oficial mayor… Sí ¿a poco no sabía que Ludovico Mata es el oficial mayor? Sí, al que corresponde diseñar, establecer y aplicar en coordinación con Tesorería y la dirección de Planeación y Evaluación, las políticas y procedimientos para la elaboración y ejecución del presupuesto de egresos, al que le toca administrar y controlar los recursos humanos, materiales, presupuestales y patrimoniales del municipio, es decir, algo así como un segundo presidente municipal.

Aunque usted lo vea metidísimo en la cobranza, su verdadero jale es ese, nomás que no hay quién lo ponga en orden… Bueno, aunque tampoco hay quien quiera hacerlo. Pero así las cosas en este mundo suntuoso y fatuo de una administración que gusta de andarse fotografiando en la oficina del presidente y subiendo al face todas esas incoherencias. ¡Ah, qué padre sería verlos trabajar en lugar de verlos tan empeñados en perder el tiempo encerrándose en el autoengaño como unos bonitos servidores públicos!

Que dijo mi mamá que siempre no, pues aquellos billetes con los que habría de cooperar la funeraria Forasté en la reparación de la vialidad Santa Fe-Las Teresas, don Exiquio les mostró las evidencias y terminó haciéndole caracolitos, pues ahora el gasto de 1 millón y medio de pesos para arreglar esta vialidad se los va a echar solito el municipio.

Otro de los que estuvo nuevamente en el candelero en el transcurso de la semana fue el tristemente célebre Marco Campos Briones, pues ahí lo traían en el ajo de que cómo llegó a ser regidor y ostentar las comisiones que tiene si no es un hombre con la suficiente formación académica. Él se defiende y dice que para hacer lo que hace no se requiere de tener estudios.

Al que se le vino el mundo encima fue al joven Jorge Romero, pues ante la presunción de un delito, su tufo resulta insoportable hasta para sus mismos correligionarios, que no han encontrado como defender su marca, y al que le han abandonado, además permitiendo aquel juego de feria llamado Péguenle al negro.

En casos similares a nivel nacional, los morenos defienden a sus afines argumentando la presunción de inocencia, misma que viene marcada en la constitución. Hoy este muchacho no siente lo duro sino lo tupido, pues ya salió una víctima más que lo acusa de lo mismo. Con esos amigos para qué quiere enemigos.

La solitaria regidora Paloma Robles Lacayo ha encontrado la manera de avisar sobre su trabajo a los ciudadanos a través de las redes sociales con un resultado magro, que raya en lo paupérrimo, pues apenas son unos pocos guanajuatenses que se enteran de su existencia y de sus posicionamientos.

Alguien ha olvidado decirle que el fundamento y la esencia de la política es sin duda el diálogo, la presencialidad y la puesta en común, es la construcción de acuerdos, pero lo más importante es la presencia y esa se logra construyendo puntos en común convenientes con las personas encargadas de difundir.

De seguir así, me refiero así, sola y su alma, su proyecto de oposición seguirá gris, triste y muy opaco.

En este afán de conocer en que se gasta nuestros pesos la administración municipal, hemos solicitado a la Unidad de Transparencia alguna información que debe ser del conocimiento de todos, pero esta dependencia nos sale con la gracejada de seguir ocultándonos esa información.

Pues ya veremos cómo le haremos, pero de que la deben entregar, la deben de entregar. Para ello le movemos jurídicamente a donde debe moverse para que esto ocurra, y para que el pueblo esté enterado cómo, cuándo y dónde se gastan los billetes públicos.

Otros con los que ya no sabemos si reír o llorar o de plano ponernos a rezar, es con nuestros diputados locales, que nomás no dan pie con bola y no terminan por hacer clic con una sociedad que ya no cree en ellos, pues, en cuestiones legislativas divagan y se pierden en nimiedades y lo sustantivo, lo grueso e interesante para la sociedad lo siguen dejando de lado, por supuesto, protegiendo siempre los intereses del ejecutivo.

Ah, pero eso sí, ya cuentan en sus alforjas (aunque acaban de llegar) más de 50 mil pesos que se van a embolsar los pobrecitos para su aguinaldo.

Los que habrán de pasar una amarga navidad son los mineros y trabajadores de la empresa canadiense Great Panther Silver, pues determinaron unilateralmente cerrar sus minas y dejar colgados de la brocha con su liquidación, con sus aguinaldos y prestaciones a estos pilares de familia que por más que buscan no encuentran quién se apiade de ellos para que los socorra, los defienda y los proteja de la voracidad de los canadienses, pues aquel sistema outsourcing que dio para tanto abuso y vejación también ya está agotado y por si esto fuera poco, una gran cantidad de ellos se encuentran fichados para no poder trabajar en ninguna otra empresa minera del país.

¿Y el presidente, apá? ¿Y el gobernador, apá? ¿Y los diputados, y López Obrador…?

¿Nadie? ¿De veras nadie se va a animar a darles la mano a estos guanajuatenses que han caído en desgracia por la obra y gracia de las mineras extranjeras?

Bueno, al menos el preciso ya nos dijo que anda en arreglos con los chinos para que algunos de los despedidos puedan arrimarse con ellos a ver si se conmueven y al menos a unos 50 de ellos les dan jale.

Algo bueno que ocurrió en esta semana fue el anuncio por parte del gobernador Diego Sinhue, de toparle de frente al tema de la drogadicción entre nuestros jóvenes y niños guanajuatenses. Está anunciando el Planet Youth, este exitoso modelo islandés para paliar el grave deterioro social generado por el consumo de drogas que cada vez es más frecuente y en edades más tempranas en nuestra sufrida sociedad.

Enhorabuena, aquí es donde hay que echar toda la carne al asador. Y como solía decir ese carajo viejo: “Arriba y adelante”, porque en la capital conservamos ese resabio de que nos gastamos un millón de pesos con los jesuitas que juraron y prometieron atender este problema de la mano de la todavía regidora Cecilia Pöhls Covarrubias y nomás no supimos de ningún resultado. Lo malo es que todo indica que ese gasto se repetirá este año pues ya está pactado con el preciso con tal de palomearle sus extravagancias.

Nuestro querido presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, nos quiso presumir que a él sí lo quieren bien harto, y con acarreados (ups), con sus seguidores logró llenar el 80% del zócalo capitalino. Y ahí volvió a mandar el mensaje de que va por todas las canicas. Desde aquí le recordamos que el pueblo no perdona las omisiones, y que no se olvide que apenas la mitad de los mexicanos hemos recibido la vacunación completa, y que Dios nos agarre confesados con ese bicharraco horroroso llamado Ómicron, pues la verdad no entendemos cómo es que tiene guardadas esas cantidades insultantes de vacunas, pues son 40 millones de dosis que no se han movido dejándonos debajo de los niveles de nuestros vecinos, como Chile y Brasil, que ya casi cuentan con una cobertura del 80%.

En fin, lo dicho desde un principio: una desgracia mundial en muy mal momento y con un gobierno que la mayoría de los mexicanos seguimos sin entender.

 

Y estas fueron Las Garras de León. Miau.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here