En este periodo de sesiones podría quedar aprobada la reforma para ampliar las vacaciones, dice el diputado Sergio Barrera. Pero antes hay que combatir las prácticas empresariales que vulneran este derecho, expresa la diputada Susana Prieto.

Esta semana, la legisladora presentará una iniciativa para incorporar una multa de 90 días de salario a quienes las incumplan.

Desde hace varias décadas, la abogada Susana Prietoha asesorado movimientos obreros en las maquilas fronterizas. Su última gran pelea fue en Matamoros, Tamaulipas, en 2019, donde surgió el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y de Servicios (SNITIS).

En la industria maquiladora es común que las empresas les roben las vacaciones a los trabajadores”, señalo, cuando tienen una emergencia, aunque sea médica, y les es imposible presentarse a laborar, las personas son presionadas para tomar ese día a cuenta de sus vacaciones. De otra manera, les descontarían la jornada y los bonos, lo cual impacta en su salario, explica la secretaria de la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados.

El artículo 84 de la LFT indica que “el salario se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo”.

La iniciativa de Susana Prieto también propone un mecanismo para interponer “una queja en los Centros de Conciliación locales y que ésta sea resuelta de manera inmediata”. Sin medios para hacer valer su derecho a las vacaciones y sin sanciones a quienes no lo respetan, el aumento de los días de asueto pagados no beneficiará de la misma manera, considera.

Otro cambio que propondrá será incrementar el monto de la prima vacacional de 25% al 100% del salario. “Eso les permitirá planear, a mediano o largo plazo, un viaje quizá a pueblos cercanos o sus lugares de origen, según su presupuesto. No es posible que solamente una clase privilegiada podamos acceder a un buen número de días de vacaciones y además con una buena remuneración en ese periodo”.

Desde hace varias legislaturas y desde diferentes bancadas, se habían presentado iniciativas para ampliar el periodo vacacional, señala Susana Prieto Terrazas. “Pero los empresarios eran reticentes, estaban más interesados en que su producción no parara, mientras los trabajadores veían bastante mermada su salud y economía”.