La directora de Mummenschanz, compañía con más de 50 años de triunfar en el mundo regresa a México con un espectáculo que está a la altura de lo mejor en la historia de todo el Festival Internacional Cervantino.

Reconocida en Broadway y todos los escenarios teatrales del mundo, la fundadora de la importante compañía Suiza invitó al público en general, pero sobre todo a los pequeños, para que acudan a disfrutar de “un viaje poético en un mundo de silencio”.

Inspirados por el minimalismo y la estética luminosa de la escuela alemana del diseño Bauhaus, se distinguen por presentar extraordinarios y sencillos personajes, hechos de materiales como papel de baño o arcillas.

Herederos de la gracia, entre la mímica y la suerte, de otros destacados artistas como el inigualable Marcel Marceu, este espectáculo es una oportunidad de contactar con el humanismo profundo que este tipo de creaciones artísticas, exponen cada vez que actúan con alguno de los más de 120 espectáculos estrenados a lo largo de 5 décadas… No se lo pueden perder.