Con la entrega de las becas municipales, el municipio reconoció que la demanda a incrementado y el alcalde Alejandro Navarro Saldaña aseguró que muchos padres de familia le externaron sus molestias, pues admitió que nunca habían tenido tantas solicitudes como en este año de 11 mil niños con excelencia educativa, pero, desafortunadamente la bolsa de apoyo se quedó corta.

Se esta estudiante si el recurso pudiera incrementar para beneficiar a más estudiantes, pero no se puede detallar más pues luego sus adversarios, del presidente le votan en contra, recalcó.

Al culminar el primer edil comento que no nada más deberán contemplar apoyos a la educación, sino apoyos sociales que puedan dignificar y mejorar la calidad de vida de los capitalinos pues este 2023 se viene cuesta arriba.