Arrancar los males y prevenir delitos es parte de las grandes aportaciones de la implementación de las capacitaciones de  “Justicia Cívica” en el actuar de la Policía en donde el beneficiado es el ciudadano, así lo detalló Samuel Ugalde García, Secretario de Seguridad Ciudadana.

La principal función de esta formación es cambiar algunas sanciones de carácter administrativo que sean resarcidas a la sociedad con trabajo comunitario, o en casos más fuerte, como el alcoholímetro, que deje de existir la percepción de que solo se hace con fines recaudatorios, pues aquí lo primero será el trabajo social, aclaró Ugalde García.

Al concluir el Secretario afirmó que con este cambio se busca una policía más cercana a la población, con sanciones justas que beneficien a la comunidad y que deje de existir cualquier mal entendido pues la prevención del delito es el objetivo.