Con la espera de una nueva clínica en Zona Sur por parte del IMSS y que el cabildo a puesto un ultimátum al órgano federal, se espera que se genere algo de presión pues las instalaciones que se encuentran en el Cantador y Cata, actualmente están rebasadas, urge una nueva, así lo afirmó Liliana Alejandra Preciado Zarate, regidora de Movimiento Ciudadano(MC).

El ultimo día conforme a la donación realizada por el Municipio a la Federación es hasta el 2023, pese a esto, se deberá pedir celeridad ante la imperante necesidad de mejores instalaciones, precisó Preciado Zarate.

Al terminar la edil remarcó que no puede haber una excusa de falta de recursos por parte del Instituto ya que los empresario han sido puntuales con sus impuestos, pero el Ayuntamiento de la mano del Presidente Navarro deben presionar para concretar la clinica.

despirta guanjuato