De la euforia a la angustia, fue la noche por la que pasaron fans del K pop cuando una pantalla gigante se desplomó sobre bailarines durante el concierto de la agrupación Mirror este jueves.

A través de videos que comenzaron a circular en redes, se aprecia el momento en el que uno de los grandes monitores sostenidos sobre el escenario del estadio Coliseo de Hong Kong, cae directamente sobre dos bailarines, lo que llevo a la cancelación inmediata del concierto y evacuación del recinto.

De acuerdo a reportes de la policía y medios locales, se informó que los bailarines que resultaron heridos fueron trasladados al Hospital Reina Elizabeth, donde permanecen, uno de ellos en cuidados intensivos y el segundo se reporta estable. Personas del público también recibieron atención por conmoción.

La mañana de este viernes el presidente del Consejo Ejecutivo de Hong Kong Jonh Lee Ka_Chiu emitió un comunicado ordenando a la oficina de Cultura, Deportes y Turismo, y demás autoridades correspondientes, investigar a fondo este hecho así como revisar los requisitos de seguridad para la realización de magnos eventos.

Por su parte el manager y organizadores han pedido disculpas públicas, comprometiéndose a dar apoyo a los lesionados y anunciaron la cancelación del resto de los conciertos que la boy band tenía programados.

Así mismo, fans lanzaron una petición para que se garantice la seguridad de todos los presentes en la realización de eventos, petición que ya cuenta con al menos diez mil firmas recaudadas.

Hasta el momento no se han dado a conocer las causas por las que desprendió la pantalla; trabajadores del recinto han declarado que en al menos tres décadas no se habían presentado incidentes de esta magnitud.

Berenice Ortega.