Redes sociales se apoderan de la información de ataques ocurridos en el estado infundiendo terror en la sociedad.

0


Se han lanzado comunicados oficiales pidiendo a la ciudadanía en general no hacer caso a información no verificada, no difundir rumores, evitar especulaciones y recurrir a fuentes oficiales para informarse sobre la ola de narco bloqueos y ataques con bombas molotov y granadas incendiarias ocurridos la noche del martes en diferentes municipios, como reacción de células del CJNG luego de la detención de un mando importante de su organización en Jalisco.

Pero justamente en estos medios oficiales, es donde poca o nula información se tenía sobre lo que acontecía, generando pánico ante la incertidumbre pues comenzaron a circular  grandes cantidades de imágenes, audios, videos y mensajes en redes sociales, así como servicios de mensajería, muchos de ellos compartidos tantas veces que no se sabía a qué lugar o día correspondían, ni mucho menos quién lo informaba.

Alrededor de las 8:00 pm comenzaron a circular fuertes imágenes de lo que acontecía en ciudades como Celaya e Irapuato, así como un video, presuntamente de Jalisco, en el que se muestra como una familia es despojada de su vehículo para posteriormente incendiarlo.

Apenas a las 10:06 p. m., la secretaria de gobierno de Guanajuato, Libia García, había declarado brevemente en redes sociales, que los hechos eran producto del enfrentamiento que se registró en Jalisco.

Conforme pasaba el tiempo, los grupos de Whatsapp se comenzaron a llenar de más fotografías y de mensajes que especulaban lo que pasaba; que si ahora estaban en Silao, que si en la comunidad de Santa Teresa se exhortaba a permanecer en casa ante la posible llegada de grupos criminales, que si carteles estaban lanzando mensajes, etc.; hasta que se llegó a la cúspide de la histeria colectiva alrededor de las 11:00 pm, tanto por un audio en el que se hablaba de que un detenido sería trasladado a la ciudad, hasta la que encendió alerta roja en todos los capitalinos: un incendio en lo que claramente se veía era Paso de Norte.

En el audio podemos escuchar información completamente errónea, en primer lugar porque la Procuraduría General de Justicia como tal está extinta, y en segunda porque detenciones como de la que se habla, son de competencia federal. Sin embargo generó pánico en todo quien lo recibió.

El ataque en Paso de Norte sí estaba ocurriendo. Apenas unos minutos antes, el alcalde capitalino Alejandro Navarro, posteó en redes que estaban en alerta máxima y vigilaban desde C4 las entradas y las salidas de la ciudad.

Fue hasta que las imágenes compartidas hacían evidente que los grupos criminales tenían control sobre el estado, y sobre la propia capital para sorpresa de los habitantes quienes nunca habían imaginado vivir un momento así, que las autoridades no pudieron negar lo que pasaba, aunque la información proporcionada fue muy superficial. Mientras tanto, servicios de transporte foráneo, así como de trabajadores, suspendieron sus servicios.

Si bien, se debe contar con información precisa antes de dar las declaraciones, se esperaría que por lo menos comunicaran qué pasaba y dónde para tomar precauciones, ya que para ese momento era imparable la cantidad de información no verificada sobre balaceras, más ataques, e incluso muertos, que circulaba en redes sociales y grupos de Whatsapp, donde incluso se leía que una imagen o audio había sido reenviado muchas veces.

Libia García emitió una publicación más en la que se leía que seguían en coordinación con los municipios de Irapuato y Celaya, identificando los puntos afectados con incendios y reforzando la seguridad en ambas ciudades y que darían seguimiento también a las detenciones y a las investigaciones que realizan las autoridades ministeriales.

Hasta la media noche el Gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se pronunció: Quiero compartirles que me encuentro  en atención permanente a los incendios provocados en distintos puntos del estado y he girado instrucciones a las instituciones de reforzar la seguridad y operativos en coordinación permanente con los municipios, al momento no hay lesionados.

Usuarios replicaron que la situación no estaba tan “light” como lo escribían, tachándolos de justificarse, de echar culpas y de que no estaba dando seguimiento a todos los municipios en los que estaban ocurriendo ataques. Para ese momento, y después de la cantidad de inmensurable de información no oficial que la sociedad tenía a su alcance, cualquier declaración parecía pretensiosa y llena de sesgos.

Apenas este miércoles tanto el alcalde de Guanajuato como el gobernador se dirigieron a los guanajuatenses para dar declaraciones. El presidente municipal lo hizo por la mañana, y el gobernador a mediodía. Entre la información que la gente necesitaba en su momento se encuentra a que a la 1:00 de la mañana se había regresado a la calma, pero mucha gente no recibió tal información y pasó la noche en medio de incertidumbre.

Solo la Universidad de Guanajuato, alrededor de las tres de la mañana, emitió un comunicado institucional en la que determinó, que para priorizar la seguridad de su comunidad, suspendía las actividades presenciales en sus campus.

Berenice Ortega