Durante la época de lluvias, se hizo viral una publicación en donde se pueden ver grandes cantidades de agua caer del techo sobre muebles y computadoras, la gente tuvo que evacuar el edificio, al presentarse peligro de electrocución, ya que el agua cae sobre computadoras y demás aparatos eléctricos y electrónicos, sin duda, una situación de riesgo para una oficina gubernamental de un órgano de lo más socorrido del presupuesto público.
Así que las obras no se hicieron esperar y hoy lucen toneladas de escombro en los patios aledaños a esta construcción que presenta una visual histórica, ya que está frente junto a una plazuela que conecta con los túneles y emblemático puente de Tamazuca, esta visual de lo mejor conservado de lo que es esta ciudad desde hace siglos.
También se ven cientos de cobertores y colchonetas húmedas, como restos de esta catástrofe acontecida, durante lo más intenso de la cortísima época de lluvias que azotó la ciudad durante este año. Son Terribles los estragos de las malas condiciones con que operan los contratistas en todos los niveles de gobierno y es terrible ver como se echan a perder, instalaciones, mobiliarios, aparatos y servicios, con el dinero y costo social de estas fallas en las responsabilidades administrativas.