El 2022 es ya el año más mortífero en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, y es también el año más sangriento de los últimos 22 años; es decir, desde que se tiene registro.

Veracruz, Baja California y Michoacán son los estados en los que, este año, han ocurrido más asesinatos de periodistas. En tanto que 10 de los homicidios han sido cometidos en contra de hombres y tres en contra de mujeres.

Desde que Lopéz Obrador es presidente de México, 38 periodistas han sido asesinados en el país, una cifra que ha causado alarma, pues este sexenio, al que le faltan dos años y medio para su conclusión, se perfila como el más letal para los periodistas desde el 2000, año en el que inició el registro de Artículo 19.

Según datos de esta organización, en el gobierno de Vicente Fox Quesada se registraron 22 asesinatos de periodistas; en el de Felipe Calderón Hinojosa, 48; en el de Enrique Peña Nieto, 47, y en los tres años con ocho meses de lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, 38.

Artículo 19 ha señalado, además, que desde que López Obrador llegó al poder, en diciembre de 2018, hasta 2021, se han contabilizado mil 945 agresiones contra la prensa en el país, además de los asesinatos y dos desapariciones.

Ante este alarmante panorama y tan solo horas antes del asesinato de Ernesto Méndez, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) otorgó el Gran Premio a la Libertad de Prensa in memoriam de 13 periodistas mexicanos asesinados desde octubre de 2021.

despirta guanjuato