El Nepotismo prevalece en SIMAPAG y el DIF Municipal, el consejero Armando López Ramírez, tiene a toda su familia en la nómina del DIF, sin méritos ni justificación siguen asaltando el erario público.

Nunca dejara de sorprender como el nepotismo en la capital prolifera y siempre se descubre, el consejero de SIMAPAG, Armando López Ramírez, exregidor y empresario hotelero, tiene a toda su familia puesta en la nómina del DIF Municipal como un obsequio por su servilismo de 3 años como edil en el primer Gobierno de Alejandro Navarro Saldaña.

No contento con que su cónyuge forma parte de la élite que labora con Samantha Smith Gutiérrez y que es protegida política del partido en el gobierno, se descubre que los hijos de Armando López están incrustados en puestos clave de la Para municipal que fomenta el apoyo y altruismo, pese a esto, por años ha erogado de las arcas municipales para cumplir los caprichos de sus retoños, con cambios de auto por año, Prebendas especiales como uniformes oficiales de la Secretaria de Seguridad Ciudadana en pleno COVID, guarda espaldas que paga la actual administración 2021 –  2024, peor que el propio Alcalde que se los quito al iniciar su Gobierno, pero bien dicen, el que nada debe nada teme, en el caso del Consejero pareciera candil de la calle oscuridad de su casa.

En este 2022 se descubrió que su hijo Edgar López, tiene bien puesta la camiseta del DIF y anda en vehículo sin placas, como si gozara de la inmunidad que ni el propio presidente goza.

Con más de 3 camionetones Mercedes, Dodge y Ford, se ve que el influyentísimo y compadrazgo ha dejado muchos recursos al cuasi presidente municipal interino que por 3 meses no hizo absolutamente nada por Guanajuato, más que seguir enquistando.

Al final todo queda entre cuatachos y les restan 2 años para permanecer en la gozadera, porque al principio de octubre 2024, agarren sus chivas porque se les va a cerrar el grifo.