Luego del inicio del juicio contra el ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, en Estados Unidos, el mandatario sostuvo que se trata de un caso muy vergonzoso, ya que el funcionario debía de resguardar y procurar el bienestar de los mexicanos mientras protegía a uno de los cárteles del crimen organizado.

No obstante, López Obrador advirtió que desde su punto de vista no se han entregado pruebas fehacientes por parte de la fiscalía estadunidense, pues se basan en declaraciones de narcotraficantes y miembros del crimen que están presos en el vecino país del norte.

El gobierno de México está buscando recuperar 700 millones de dólares del ex secretario de Seguridad Genaro García Luna, así como otros activos que acumuló el ex funcionario de primer nivel en el sexenio de Felipe Calderón.