En la calle de Sepultura, en la Colonia Mazahuas de esta capital, un borbotón de agua potable, convirtió las calles en ríos, las plazas en lagunas y las escaleras en espectaculares cascadas artificiales, que seguramente bajaron hasta el cause del río Guanajuato, aunque esto ya no lo pudimos constatar, pero seguro es de imaginar que toda el agua desperdiciada de la ciudad termina ahí.

Haciendo un recorrido, en busca de una casa en ruinas, sobre la calle de carcamanes, varios automovilistas se acercaron al equipo del Sistema de Noticias de TV Guanajuato, para hacer una denuncia de una fuga de agua, al mismo tiempo, que denunciaban que en el Sistema municipal de Agua potable y alcantarillado de Guanajuato (SIMAPAG) no contestaban para recibir el reporte.

Había vecinas, que sacaban cubetas y trastes para recolectar agua, como un intento desesperado por evitar que se desperdicie el preciado líquido. La explicación, nos dice una vecina, es que en la mañana, pasó una camioneta que al haber un hueco en la calle, por donde precisamente pasa el tubo de agua, pues, lo rompió, trayendo como consecuencia la fuga que seguro dejará sin agua a una parte de los capitalinos.

despirta guanjuato