31 de agosto de 2020

Por: Oscar Zárate Arredond

Guanajuato, Gto.- Persisten las faltas administrativas por conducir en estado de ebriedad y el pasado fin de semana no fue la excepción, pues a pesar de que el semáforo estatal de la reactivación permite la reincorporación de actividades de esparcimiento los automovilistas hacen caso omiso a los operativos de seguridad vial popularmente conocidos como los alcoholímetros.

En dichos operativos, los detenidos se convierten en juez y parte, ya que a decir verdad, todos los involucrados en las detenciones buscan alegar hasta el más mínimo detalle con tal de no hacerse acreedores a las multas, mismas que pueden llegar hasta los 16 mil pesos más cargos añadidos; como lo fue un sujeto que intento darse a la fuga en un vehículo color rojo tipo Audi y que posteriormente fue alcanzado en las inmediaciones del jardín cantador, a un costado del instituto mexicano del seguro social; el saldo que arrojo el fin de semana fue de 22 detenidos en total, 9 la noche del viernes y 13 la noche del sábado respectivamente, además se llevaron a cabo 500 pruebas a conductores por parte de la secretaria de seguridad ciudadana.

Por su parte Luis Rivera Almanza director de tránsito movilidad y transporte reiteró que se seguirán llevando a cabo dichos operativos que consisten en la colocación de filtros de seguridad en varios puntos de la capital, a cargo de policía vial y acompañados por elementos  policías municipales, para evitar algún tipo de percance con los conductores o sus acompañantes, los uniformados realizan la inspección de cada uno de los vehículos que pasan por este filtro y realizando una chequeo rápido de alcoholemia, si el conductor es detectado con aliento etílico es invitado a descender de su unidad para realizarle una prueba, la cual si supera el grado permitido que es de 0.39 en adelante el chófer de la unidad es remitido al torito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here