Ante la elección del próximo presidente o presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el jefe del Ejecutivo federal sostuvo que quien ocupe el cargo debe ser una persona honesta, y que siempre priorice los intereses de la población y no de los potentados.

López Obrador agregó que el titular de la Suprema Corte debe garantizar que no haya corrupción, amiguismo ni influyentísimo al interior del Poder Judicial, para que no se deje en libertad a quien se persigue por un delito pero que tiene mucho poder.

En este sentido, al finalizar el presidente comentó que es una fortuna que no todo esté mal en el Poder Judicial, pues, pese a diferentes casos registrados, aseguró que hay trabajadores honestos, aunque no son todos.