La Cámara de Diputados aprobó aumentar las penas a quien destruya la vegetación natural, corte, arranque, derribe o tale árboles, la pena aplicara además a quienes cambien el uso de suelo forestal y se agrega un agravante a quien cometa estos atentados en contra de la naturaleza en un área natural protegida.

Tras aprobar reformar el artículo 418 del Código Penal Federal las personas que se atrevan a talar árboles o deforestar bosques se estarán enfrentando a una pena de los dos a los catorce años de prisión y de mil a seis mil días de multa.

Que se impondrá pena de dos a catorce años de prisión y equivalente de mil a seis mil días-multa, siempre que dichas actividades no se realicen en zonas urbanas.

La pena de prisión deberá se incrementara hasta diez años más y la económica hasta en tres mil días multa, en caso de afectar áreas naturales protegidas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here