Los legisladores consideraron que era urgente regular la venta de alimentos que consumen los menores durante el recreo, con alimentos sanos y de buena calidad, así como fomentar un cambio de vida saludable, como es el consumo de frutas y verduras para disminuir consumo de productos con alto contenido calórico y bajo nivel nutrimental.

La propuesta plantea cambios al Artículo 75 de la Ley General de Educación, a fin de que en las cooperativas ubicadas dentro de los planteles educativos locales, estatales y federales prohíban la venta de alimentos chatarra o de bajo contenido nutrimental.

La oferta de alimentos estará sujeta a las normas y criterios nutrimentales de la Secretaria de Salud y deberá fomentarse el estilo de vida saludable, pues México ocupa el primer lugar en obesidad infantil.

34 por ciento de la población infantil y 35 por ciento de los adolescentes padece obesidad, por lo cual es urgente garantizar la salud alimentaria de ese sector poblacional y también aprovechar los beneficios de ser un país productor de alimentos nutritivos, sobre todo de frutas y verduras.

Argumentaron que los alimentos que se venden en los centros de educación deben ir de acuerdo con el esfuerzo físico y mental de los estudiantes en desarrollo, además de contemplar los horarios en que los ingieren, entre otros factores importantes para la alimentación y nutrición.

La propuesta plantea la prohibición de la venta de alimentos con bajo valor nutritivo y alto contenido calórico en las inmediaciones de los planteles escolares, mientras que las autoridades fomentarán el expendio de alimentos y bebidas saludables, de preferencia producidos en el barrio, vecindad o región de cada plantel.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here