Explicó que en la 62 Legislatura (2012-2015), por concepto de subvenciones ordinarias el PRI recibió mil 130 millones de pesos, PAN 622 millones, PRD 546, el Partido Verde 178, Movimiento Ciudadano 127, el PT 102 y Morena 93.
En tanto, en la siguiente legislatura, la número 63 (2015-2018), al PRI le fueron entregados 735 millones de pesos, al PAN 587, al PRD 217, al Verde 246, a Movimiento Ciudadano 144 millones y a Morena 242.
Asismimo, todos los partidos recibieron apoyos o subvenciones extraordinarias millonarias que van desde los 40 a los 211 millones de pesos en la Legislatura 62, y de cinco a 31 millones en la Legislatura 63.
Dichos montos son independientes de los salarios y prestaciones de los trabajadores y legisladores de cada partido, precisó la publicación de este domingo, en la que se documentó “la opacidad que imperó en las legislaturas 62 y 63 de la Cámara de Diputados”.
El reporte del periódico recordó que las subvenciones las concede a su libre albedrío la Jucopo a través del Comité de Administración, y que las coordinaciones de las bancadas estarían obligadas a presentar un informe de su uso y destino.
Por su parte, la Contraloría Interna debe revisar los ingresos por concepto de subvenciones y gastos. De acuerdo con el reporte, la ASF identificó que durante la 62 y 63 legislaturas los montos correspondientes a las subvenciones ordinarias fijas no fueron de carácter general ni idéntica para todos los grupos parlamentarios.
Además, los montos asignados y erogados fueron reportados en los Informes de Gestión, pero con obstáculos y deficiencias que no permiten una rendición de cuentas.
Existen, según la publicación, 90 informes de auditoría en los que se identificaron deficiencias en la comprobación del gasto y en el control interno, así como incongruencias sobre aplicación y destino de recursos y manuales de políticas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here