Información improbable, incompleta e inverificable, nombres y empresas fantasmas, centros de trabajo inexistentes; así es el padrón de becas del gobierno federal

0

La auditoría al padrón de 900 mil becarios del gobierno federal no pasó ni la primera prueba de fuego. Es decir, ya no pasó ni la etapa de análisis de los datos públicos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde se encuentran irregularidades alarmantes.

El padrón de becarios no es público y sólo se ofrece el número de jóvenes “vinculados” al Programa por género, edad y escolaridad. Si lo poco que ofrece de transparencia pública es prácticamente inverosímil, o sea, nadie se la cree, lo que queda del padrón oculto al público puede ser totalmente oscuro y discrecional.

Sobre los Centros de Trabajo, el padrón sólo muestra nombres genéricos de empresas, como Abarrotes María, al mero estilo de las empresas fantasmas por donde se han ido miles de millones de recursos públicos, al estilo Duarte, al estilo Oliva. También hay categorías inverificables, como Diputado Federal; o nombres propios imposibles de rastrear, como Guadalupe, así, sin apellidos, así recibe su dinero, según esto.

Tan solo en la etapa de análisis comienzan a surgir las alarmas, ya que, según esto, prácticamente todos los días se inscribieron la misma proporción de becarios, de hombres y mujeres, de niveles educativos y edades. Es decir, estos becarios se pusieron de acuerdo para inscribirse sólo hombres en porcentaje, mujeres en otro, de ciertas edades iguales y niveles educativos como si los de primaria se hubieran ido a inscribir en bloque y todos los días, lo que se traduce como estadísticamente imposible.

Esta investigación, realizada por Mexicanos en Contra de la Corrupción y la Impunidad, concluye que, tan sólo en la etapa de análisis, el padrón presenta todas las irregularidades.

El padrón presenta:

Información improbable.

Información incompleta.

Información inverificable.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here