El ex Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora, tomaba decisiones para proteger la corrupción, como la Estafa Maestra, y descongeló cuentas a narcotraficantes y secuestradores como consigna de Calderón y Peña Nieto, asegura Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera

Hace dos años, el aparato de gobierno en la sombra, operó para destituir y fincarle responsabilidades a Santiago Nieto Castillo, en ese tiempo titular de la FEPADE, Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, por haber conseguido varias órdenes de aprehensión en contra de funcionarios que desviaron recursos a campañas políticas, como el caso de César Duarte, ex gobernador de Chihuahua.

A Santiago Nieto entonces le cayó el mensaje de la mafia. Fue destituido, pero no les alcanzó para procesarlo, no había pruebas. El entonces candidato Andrés Manuel López Obrador lo rescató de la congeladora política y una vez electo presidente ya se vislumbraba como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, que es donde despacha actualmente.

Ahí es donde conoció las triangulaciones de dinero del ex ministro Eduardo Medina Mora y se le inició un proceso por lavado, de la cual derivaron hasta las investigaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la agencia anticrimen del Reino Unido.

Como funcionario, Medina Mora fue una fichita, como director del CISEN, Centro de Investigación en Seguridad Nacional, se dedicó a desmantelar la agencia de inteligencia civil del país, como procurador organizó el Michoacanazo, donde Calderón mostró músculo al meter a la cárcel a todo aquel que quiso y por sus pistolas, siempre procurado por Eduardo Medina Mora, a quien se le recordará también por su operación limpieza, que fue otro sabotaje institucional de la procuración de justicia.

Como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación siempre resolvió a favor de intereses de poderosos, sus ponencias resultaban contrarias al beneficio colectivo, y ahora Santiago Nieto lo acusa también de torcer la ley para descongelarle cuentas a narcotraficantes y secuestradores, además de políticos protegidos.

Lo que son las cosas: Medina Mora no permitía, como ministro, que se congelaran cuentas sui la denuncia la hacía una institución mexicana, no así estadounidense, a quienes se les rendía completamente. Hoy, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo investiga. Irónico. Tanto protegerse y proteger a los cuates y una de sus decisiones le tiene una bota en el cuello.

En varias entrevistas, Santiago Nieto alega también que ahora se han congelado al crimen organizado más de 4 mil millones de pesos y propiedades, y acusa que en su momento, Eduardo Medina Mora habría impedido que esas cuentas provenientes del delito se les congelaran a los finos delincuentes.

Ahora le toca al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Santiago Nieto, presentar las denuncias correspondientes contra esta fichita que nunca debió haber sido ministro de la corte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here