Eran las tres de la tarde cuando Saúl, de 37 años, en compañía de algunos otros integrantes de un club de motociclistas leoneses se internaron en la sierra con la intención de tener contacto con la naturaleza y las bellas postales que ofrece en este verano.

Saúl tuvo acceso a esa parte escarpada y difícil donde nace la cascada, llamada de la Virgen. Intentó tomarse una selfie, inclusive en presencia de su esposa. Desafortunadamente, perdió el equilibrio y cayó de una altura de casi 10 metros, golpeando todo su cuerpo y cabeza contra las rocas

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here