Resultaron falsas las versiones de que había un superhábit en el pago del Derecho de Alumbrado Público del municipio, muy por el contrario, existe un déficit de 16 millones de pesos que con el ajuste de la tasa del 10 al 12% se busca disminuir, aseguró Juan Antonio Valdés Fonseca, Tesorero municipal, es decir, lo que paga la gente no alcanza para cubrir el gasto real.

Cada año el municipio sale poniendo más para el gasto real de electricidad en alumbrado público, por lo que 12% en el DAP del recibo de CFE es la cifra idónea para tratar de llenar ese boquete en las finanzas.

 

Deneck Inzunza.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here