Para empezar, el alcalde, Alejandro Navarro Saldaña, no está de acuerdo con que existan sedes alternas del Festival Internacional Cervantino. Sobre el registro de marca solicitado por un particular en 2008 no está bien enterado, pero deja claro que no se puede ir de Guanajuato.

Aseguró que es un tema que de debe investigar e hizo un recorrido histórico del origen del Cervantino, donde, al igual que muchos guanajuatenses, tiene lazos hasta familiares con los creadores del mismo.

Debe haber los mecanismos legales que protejan al Cervantino como un producto de origen meramente guanajuatense, el gobierno federal debe garantizar los mecanismos para que esta marca y el festival se queden para el beneficio de la ciudad, aseguró Héctor Corona León, secretario del Ayuntamiento.

Como que entre esos recovecos legales es donde nos resbalamos los guanajuatenses cuando hemos visto cómo ese festival y su marca registrada se ha ido poco a poco de las manos hasta llegar a la situación en que se encuentra hoy. Sí se respira la preocupación en el ambiente.

Con imágenes de Víctor García, informó Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here