Alrededor de 50 personas involucradas en la siembra y cosecha de flores, es decir floricultores, originarios de Cajones, Ciénega del Pedregal y La Haciendita, temen que se pierdan al menos 20 toneladas de flor que sería vendida el Día de las Flores en la capital, festividad que fue cancelada debido a la contingencia epidemiológica por el Covid-19.

La determinación no fue informada a los floricultores de manera oficial, se enteraron a través de los medios, y la mañana de este martes, junto con la delegada de la comunidad, unos 20 se presentaron en la presidencia municipal para solicitar información oficial sobre la contingencia y soluciones alternativas para no perder el producto, la inversión y seis meses de trabajo dedicado.

Las medidas adoptadas por el Gobierno capitalino obedecen a cuestiones de salud pública, y prevé la ubicación escalonada de los comerciantes en la cabecera municipal durante la temporada de Cuaresma, bajo las medidas de sanidad que las autoridades estatales recomiendan para evitar consecuencias negativas a causa del coronavirus COVID-19.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here