Existen 12 puntos de riesgo sanitario y ecológico en la capital, según informa la Coordinación Estatal de Protección Civil.

0

Existen 12 puntos de riesgo sanitario y ecológico en la capital, según informa la Coordinación Estatal de Protección Civil.

El recuento comienza con el tiradero municipal que ya contraviene todas las normas ambientales y en el que se tiran hasta desechos biológico-infecciosos.

En promedio se generan diariamente 130 toneladas de basura, 90 de las cuales son domiciliarias y el resto comercial. Cada año, en época de calor y debido a la cantidad de basura que se genera en esta ciudad se registran incendios, ocasionando grandes nubes de gases y humos altamente tóxicos lo que propicia malestar físico en las personas que viven cerca de este lugar, como los habitantes de la Colonia Las Teresas ante su proximidad con el basurero. Hay fauna nociva y ganado alimentándose de los desechos.

El rastro municipal registra mensualmente una matanza promedio de 850 porcinos y 530

bovinos, cuentan con sistema hidroneumático para el lavado de los animales y las instalaciones. Las descargas de aguas cuentan con trampas de residuos sólidos generados en los diferentes procesos que llevan a cabo, confinándose en el Vertedero Controlado a Cielo Abierto Municipal, sin embargo la sangre de los animales que es altamente contaminante es vertida al drenaje.

En el matadero de aves diariamente sacrifican de 30 a 40 animales promedio. Las instalaciones cuentan con trampas de residuos sólidos en las descargas de aguas, dichos sólidos se confinan en el Vertedero Controlado a Cielo Abierto Municipal, se vierte la sangre de las aves al drenaje municipal, lo que representa una importante fuente de contaminación.

La calle subterránea, tiene filtraciones de la red de drenaje, que en ocasiones no está conectada a la red principal, por lo que las aguas negras aparecen en la subterránea, que presenta también contaminación por emisiones y fauna nociva, como cucarachas y moscas. Las redes de drenaje descargan al Río Guanajuato sin ningún tratamiento previo y conducidas aguas abajo a la Presa La Purísima.

El Río Guanajuato y el Arroyo Pastita son considerados como zona de riesgo epidemiológico por las descargas de aguas negras, además, en Pastita hay árboles cuya floración produce fibras que causan males respiratorios y oculares.

Pozos de agua contaminados, una planta tratadora inservible, fauna nociva consistente en cucarachas, moscas y perros callejeros, principalmente; tiraderos de jales usados como campos deportivos, que cuando se generan tolvaneras ponen en riesgo la salud respiratoria; los túneles están contaminados por emisiones, y en varias comunidades, las ladrilleras siguen siendo una preocupación ecológica.

En conjunto, estos factores mantienen en riesgo la salud de los guanajuatenses. En resumen, en Guanajuato se respira y come heces fecales, metales pesados y lixiviados en polvo

Deneck Inzunza.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here