Estas son Las Garras de León…

Semana movidita que llega al viernes, y el puerco lo sabe.

Los candidatos a la presidencia municipal cumplieron su palabra y estuvieron presentes en el tradicional debate de Tv Guanajuato el martes 11 de mayo.

Ahí aportaron las pruebas para conocerlos y saber de qué lado masca la iguana. Son 10 candidatos, de los que la gente conocía a unos 5 cuando mucho.

Se esperaba un deschongue, golpes y sombrerazos; pero nomás hubo patadas voladoras al tobillo, técnicas de golpeo tan básicas y disfuncionales que se neutralizaron.

Pero estuvo muy bueno, Navarro llegó con banda de guerra y acarreados, con una técnica de presentación de presidente dando informe más que de candidato. A Navarro, como siempre, lo hicieron fuerte los contrincantes, el TUCÓN, Todos Unidos Contra Navarro.

Es gacho decirlo, pero se siente muy bien: ¡Se los dije, desde el año pasado se los vengo diciendo! Pero no me pelaron y terminaron haciendo política puñetera.

Quien aprovechó el debate para mostrar una cara diferente, pero con el estilo relax y pacifista, fue Edgar Castro, candidato de la coalición PRI-PRD, que ahora sí alzó la voz… Bueno, no la alzó, pero lo que dijo fue más bélico que sus anteriores declaraciones.

Christian Ortiz brilló como el chico bueno de la clase que no se exalta y siempre hace la tarea, aunque nadie entiende aún por qué ese chico bueno contrató espectaculares para vender trajes.

Raúl Luna Pavón rememoró a Vicente Fox, pero cometió el funesto error de leer su discurso, desoyó a sus asesores y no pudo sobresalir como lo venía haciendo.

Pero eso sí, sigue en el escándalo por lavar sus trapos sucios…

Daphné García Galván fue bien recibida por el público que no la conocía, sorprendió por la claridad de sus argumentos y hasta inspiró un hashtag con su muletilla: “en ese tenor…”

Y en ese tenor, Israel Cabrera, que llegó en bici al debate, francamente nadó de muertito como lo venía haciendo, pero justo después del debate comenzó una estrategia de quítate que ahí te voy que le puede ayudar bastante en sus aspiraciones: Ir a donde los candidatos no han ido ni irán.

Lo que más le daña al doctor Cabrera es su partido, tan servil a Morena en estos tiempos.

Y, hablando de Morena, la gente apenas y sabe quién es la candidata, Carmen Cano Canchola, que se presentó en el debate a hacerle el caldo gordo al panismo y a hacer dudar a la gente del voto. Hasta los más morenistas enchuecaron la boca, y ya no creen que con la sola marca puedan obtener algo.

Mientras afuera había una festividad desbordada con gente de varios partidos, los de Morena brillaron por su ausencia, no hay apoyo, no hay quién se la crea, puras jetas y caras largas en una campaña que inició en el panteón de Santa Paula, donde quedó enterrada porque ya había nacido muerta.

Si no hablo de los demás candidatos, disculpe usted, voy a esperar que se conozcan a sí mismos antes de emitir una opinión.

Sin dudas el ganador indiscutible del debate fue el representante del Partido de Liberación Reptiliana.

Por sexta vez en los últimos años, apareció el cazador de palomas en la capital.

No, no “tensagero”, apareció otra vez el cazador de palomas. Sólo que ahora se sabe que es un equipo que trabaja organizado que llega, alimenta, extiende su red, carga a una camioneta y fuga. Si alguien los graba le caen a los trancazos.

Otro misterio sin respuesta en el Guanajuato pacheco-chupacábrico.

¿Alguien ha visto a la Policía Ambiental?

¿Sabe usted dónde está parado?

En otro misterio, una fisura en el pavimento de la carretera Guanajuato-Silao a la altura de la entrada a Las Teresas en realidad era un socavón de varios metros de ancho y hasta 4 de profundidad.

¿Qué le pasa a los suelos? ¿Están bien? ¿Seremos tragados por orugas gigantes que hay en el subsuelo? ¿Seremos remitidos a las profundidades de la Tierra Hueca? ¿Guanajuato tendrá zona centro, zona sur y zona profunda?

Y ahí más adelante, vecinos reportan que el puente de la Nochebuena está en riesgo de colapso, no desean un Línea 12 en la capital, guardando proporciones, claro.

Los que están pesados son los vecinos del norte.

México fue sometido por las mafias a un desabasto de gasolina en 2019 que casi nadie quiere recordar porque estuvo del carajo.

Pues nuestros vecinos de Estados Unidos, sobre todo la Costa Este, están en la locura como estuvimos los mexicanos por el desabasto. Allá el problema surgió por un ataque cibernético al oleoducto más perrón de más de 8 mil kilómetros entre Texas y Nueva York el viernes pasado, y todavía no se levantan.

¿No será que la guerra de hackers que se rumora desde hace años sí existe y está a todo?

Recuerden el ciberataque contra los sistemas de seguridad de la banca europea, los intentos de sabotaje cibernético a las milicias en todo el mundo, los ataques a los poderes legislativos, ejecutivos y judiciales, los hackeos a paraestatales como Pemex y corporaciones financieras globales, entre otros que se han dado en apenas dos años, y que han puesto en jaque a los gobiernos.

A usted y a mí nos hackean la tarjeta del banco, pero a los gobiernos los ponen de rodillas, como está el estadounidense. El problema es la barbarie del gringo, que está almacenando gasolina en bolsas de plástico, que concentran gran cantidad de electricidad estática y una chispa… Bueno, ya saben qué pasa cuando la gasolina se encuentra una chispa. Joe Biden pide calma, los estadounidenses enloquecen.

Sobre la guerra en Medio Oriente… ¿Ya están contentos los que vociferaban que Trump era un maldito y la solución era Joe Biden? Trump mantuvo la paz en esa región, pero llega Biden y la descongela para ponernos en el camino de una brutal conflagración mundial.

Y no podemos culpar a Biden. Él fue de los conspiradores para eternizar una guerra en Medio Oriente, claro está que no iba a dejar que desapareciera su gran obra como el señor de la guerra.

Qué buena solución. ¿Ya compraron sus apoyadores su refugio subterráneo antinuclear?

Iba a contestar algunos comentarios agresivos, pero…

 

Y estas fueron Las Garras de León.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here