En un papel de perdonavidas, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusó a Irán de rehuirle al conflicto mientras presume que no hubo bajas de estadounidenses ni iraquíes en el ataque con misiles. Además, anunció nuevas sanciones económicas contra este país de medio oriente, “hasta que mejore su comportamiento”.

En un mensaje a medios, comentó que al parecer Irán “está bajándose del caballo” y nunca tendrá permitido tener armas nucleares.

Trump aseguró que el general Qassem Soleimani, a quien él mandó asesinar el 3 de enero con un ataque aéreo estadunidense en Bagdad, era “una ficha importante que amenazaba la vida de Estados Unidos”

Destacó que Soleimani capacitó a grupos militares y colocó las bombas que desmembraron a militares estadunidense.

Durante su discurso, Trump pidió a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) involucrarse más en el Medio Oriente.

Sin embargo, a pesar de matizar su discurso, e incluso hablar de abrazar la paz mundial, al menos dos misiles impactaron la zona verde, cerca de la embajada de estados unidos en Bagdad, capital de Irak.

El gobierno de Irak ha deplorado los ataques iraníes contra bases militares iraquíes con presencia de Estados Unidos y ha pedido de forma unánime a Washington y Teherán que no conviertan su territorio en un campo de batalla por la escalada de tensión entre ambos.

Bagdad, que ya condenó el ataque de Estados Unidos en su suelo en el que murió el general Qasem Soleimani por considerarlo una violación a su soberanía, salió a reprobar la respuesta de Teherán por los mismos motivos.

Mientras, la Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por la oposición demócrata, votará el jueves para evitar que el presidente Donald Trump emprenda la guerra con Irán, informó la jefa de la Cámara baja, Nancy Pelosi.

 

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here