Evo Morales Ayma, ex presidente de Bolivia exiliado en México, denunció que la violencia desatada producto del golpe de estado en su contra aumentó a al menos 30 personas.
La cifra habría aumentado luego de la masacre ocurrida este martes en Sacaba, ciudad del departamento de Cochabamba, en donde fallecieron seis personas.
De acuerdo a cifras de la Defensoría del Pueblo, en total se han registrado 30 muertos desde las pasadas elecciones generales del pasado 20 de octubre. 27 de ellos habrían perdido la vida después del golpe de Estado.
En conferencia de prensa, Evo llamó nuevamente a la pacificación de Bolivia, además de negar cualquier tipo de participación en las acciones llevadas a cabo por sus simpatizantes desde el pasado 10 de noviembre.
Para Evo, el golpe de estado ocurrió debido a una conspiración interna y externa, hecha contra su país y su gobierno debido a los vastos depósitos de litio que se encuentran en su territorio, mismos que estarían en la mira de los oligarcas trasnacionales y sus agentes locales.
Morales señaló que la Asamblea Nacional de Bolivia aún no a aceptado su renuncia a la presidencia, por lo que aún se mantiene en el cargo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here