Personal del INEGI en la capital denuncian que los hicieron congregarse esta mañana en las oficinas de la Casa de Moneda, desatendiendo totalmente las medidas de prevención impuestas en esta contingencia, incluido el punto 6 del anuncio del canciller Marcelo Ebrad Casaubón la noche de ayer, que dice:

  1. Se deberán postergar hasta nuevo aviso los censos y encuestas que involucren la interacción física.

Lo que indica que el censo se suspende como tal, sin embargo, fueron obligados a asistir a las oficinas antes mencionadas, en grandes grupos que incluso molestaron a otras oficinas y negocios aledaños. El que no estuviera de acuerdo fue amenazado con que le pedirían su renuncia, a la sazón del ya muy conocido “si no haces lo que te digo me presentas tu renuncia”. Los tuvieron horas sin hacer nada y en riesgo de contagio a capricho de una coordinadora.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here