El modelo empleado por la federación para la distribución de las vacunas genera incertidumbre porque no es suficiente, el insumo para la salud es necesario a tiempo, atrasado ya no cumplió con su objetivo, asegura Daniel Díaz, secretario de Salud

Han cambiado el esquema de distribución de las vacunas desde la federación, sin embargo han estado llegando las dosis adecuadas para atender en carácter preventivo la influenza, ya que epidemiología ha confirmado una temporada intensa. El año pasado se aplicaron 1 millón 200 mil, y este año se tiene la meta de 1 millón 400 mil dosis, indicó Daniel Díaz, secretario de salud.

El cambio en la distribución ha causado que sólo en los centros de salud grandes, de cabeceras municipales, tengan vacunas, ya no en todos, como antes. Existe coordinación entre dependencias de salud y los brigadistas de vacunación hacen una intensa labor. El servicio se amplía en cabeceras municipales también a los sábados y domingos.

El modelo empleado por la federación genera incertidumbre porque no es suficiente, el insumo para la salud es necesario a tiempo, atrasado ya no funciona.

Deneck Inzunza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here