El proceso que la Comisión de Honor y Justicia llevó contra Carmen Cano Canchola y los miembros de la Comisión de Entrega-Recepción, que resultó en una suspensión de derechos sindicales, fue solicitado por el Comité Ejecutivo que encabeza Lizbeth Reyes Montúfar.

Intentando todo el tiempo lavarse las manos, Reyes Montúfar comentó que la pena se impuso por consideración de la Comisión de Honor y Justicia del ASPAAUG, ya que los estatutos estipulan solamente la pena mínima de un año por las conductas consideradas como impropias, en este caso no ceder el archivo de los agremiados y no hacer la entrega-recepción a tiempo.

A partir de ahora y hasta el año 2036 Carmen Cano Canchola y los cinco miembros del Comité de Entrega Recepción perderán sus derechos sindicales.

La Comisión de Honor y Justicia que llevó el proceso y tomó esta decisión es la misma que fue destituida en la asamblea del 26 de junio del 2015, cuya validez sigue en pugna en juzgados federales; la misma que en su momento denunciaron las planillas participantes en la elección del año pasado por supuestos manejos tramposos en favor de la planilla que encabezaba Lizbeth Reyes Montúfar y es hoy el Comité Ejecutivo del ASPAAUG.