La mujer que fue acosada en la clínica del ISSTE Rosa María Rangel sigue en el limbo pues su caso aun sigue impune, pues el ministerio público le comenta que este caso no tiene ningún delito grave por lo que no es de alta prioridad dejándonos mucho en que pensar, pues las autoridades que están para protegernos minimizan una falta tan grave como lo es el acoso sexual y sobre todo laboral.

 

A pesar de que el Gobernador personalmente recibió a Rosita para canalizarla y atender supuestamente su caso de forma inmediata no ha sido así pues además de todo le dicen que su caso tomara de 2 a 3 años para ser resuelto.

 

Pues apenas durante esta semana después de tres meses que se puso la denuncia le ofrecen ayuda psicológica.

 

Mientras la clínica sigue envuelta en controversia por delinquir pues ahora con las facturas fantasmas y el equipo que nunca llega para uso del mismo hospital ahora también de una u otra forma pretende deslindarse del caso, pues termino el contrato con la empresa de seguridad intentado lavarse las manos de los hechos

 

Como no sentirnos desprotegidas si no atienden nuestras necesidades, pues la seguridad en el empleo es una de las principales prioridades, como mujer se espera mas apoyo en casos de violencia sexual, si los agresores no son castigados y la justicia no se hace presente.

 

Rosa María busca justicia no dinero así lo plantea pues no quiere que ningún grupo activista como el de las libres se acerque a su caso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here