La propuesta de presupuesto del Gobierno Federal para el ejercicio 2020 es de 6.1 billones de pesos, se actualizan los impuestos al tabaco, alcohol y refrescos, en aplicaciones digitales se aplicara IVA, ISR y retención de choferes.
El paquete económico 2020 es el más alto en la historia de México, pretende hacerse de más ingresos tributarios sin la polémica reforma fiscal que caracterizo a otros gobiernos.
Se prevé una captación de ingresos por 3.5 billones de pesos; más del presupuesto aprobado para el 2019 que fue de 3.3 billones de pesos. Se incluye una serie de medidas para evadir la evasión de impuestos y elevar la recaudación.
Con el impuesto especial sobre producción y servicios a productos de tabaco, se espera recaudar 43 mil 679 millones de pesos; el IEPS que se espera para refrescos o bebidas saborizadas es 28 mil 660 millones de pesos.
Ahora bien también se buscara en el 2020 incrementar la recaudación de impuestos, mediante la evasión fiscal así como con el incremento de algunas tasas de retención de los impuestos existentes e incluyendo a que más actividades económicas paguen impuestos.
Para 2020 se actualizó la tasa de retención de intereses aplicable al capital que da lugar al pago de intereses de 1.04 por ciento a 1.45 por ciento.
El segundo cambio que afectará el bolsillo de millones es la propuesta de “simplificación” fiscal para el pago de impuestos para todos los que realizan ventas por catálogo que se estima pueden ser alrededor de 2.5 millones de personas.
Otro de los cambios propuestos es en el tema de la recaudación de ISR proveniente de ingresos por arrendamiento. La Secretaría de Hacienda, argumento que de acuerdo con estudios realizados por la Universidad de las Américas Puebla, se identificó que la tasa de evasión estimada en el ejercicio 2016 de personas físicas que obtienen ingresos por arrendamiento es de 73.5 por ciento, equivalente a 0.1 por ciento del PIB.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here