La gacela de la sauceda, la cuarta de seis hermanos empezó desde los 10 años a labrar su futuro, con un gusto hacia las carreras que inmediatamente despertó el interés de muchos y que desde esa edad la llevo a ir entrenar hasta el centro de la ciudad, realizando un viaje de una hora de ida y vuelta para cumplir su sueño y así lo hizo hasta la preparatoria, siempre con el apoyo económico de sus padres también para ir a las competiciones. Luego de no encontrara apoyo en Guanajuato, Laura Esther acepto una beca en la universidad de Kansas y emigro al vecino país del norte durante 8 años, donde entreno, se graduó como ingeniera en alimentos y se preparó para este momento que hoy la tiene en la cúspide. La  Mamá Andrea Rodríguez Barrera, asegura que Laura ha demostrado que nada es un obstáculo, que su origen humilde y sencillo la ha forjado y ahora que es un orgullo para todos, especialmente para su familia y la gente de la comunidad, quien ya están esperándola para cargarla en hombros.

 

Su compañera de mil batallas, su hermana Aleyda, cuenta que el mayor sueño de la gacela es competir en los juegos olímpicos es por eso que diariamente no deja de entrenar y desde que regresó a la comunidad en enero entrena en un pequeño campo que está  a unos metros de su  casa, pero el cual requiere de una urgente intervención para que sea ideal, tanto para el uso de Laura como de todos aquellos niños y jóvenes de la comunidad que inspirados por la joven de 27 años, quieran practicar este deporte. Son cientos de medallas y reconocimientos los que cuelgan en las paredes de la  casa de Laura Esther Galván por lo que hará falta espacio para las que se avecinan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here