En base al cambio de color que le dieron al monumento el pípila que diariamente es visitado por miles de turistas los comerciantes de la zona comentan que opinan sobre dicho cambio. A lo que muchos opinaron que esta modificación vino  a opacar la grandeza de este.

 

Algunos comerciantes afirman que hay turistas que llegan a desconocer el monumento ya que de un tiempo a otro dicen ha cambiado mucho y que esta cantera no hace relación con la cantera del color que a Guanajuato representa,  así mismo presienten que por ser negra será contraproducente ya que tiene muy poco que se colocó y ya está tomando un tono claro además de que se nos informó de la mala colocación de la misma.

 

A pesar de que ya se terminó por fuera  de hacer la colocación de la cantera, por dentro las cosas no son igual, pues una de las quejas principales tanto de comerciantes que radican ahí mismo como  de turistas que van con la esperanza de poder subir a la cabina que el pípila ofrece  se llevan una grata sorpresa porque dicha cabina aún no se encuentra en condiciones ya que aún está en restauración sin tener fecha de cuando abrirá esperando que no suban  el precio de entrada.

 

Por otro lado uno de los problemas que son de preocuparse no son  estéticos, si no de alumbrado ya que existe un cable de alta tensión que se notificó lleva tiempo así expuesto a los turistas y a niños que normalmente juegan ahí exponiendo sus vidas al acercase a dicho cable que se encuentra al alcance de cualquiera,  así mismo existe otro problema con el alumbrado en la parte del suelo ya que se encuentra a todas horas prendido donde ahí se gastan recursos innecesarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here